“Hasta que punto el T.O.C afecta en un matrimonio”

505
Hasta que punto el T.O.C afecta
Hasta que punto el T.O.C afecta en un matrimonio

Lea (nombre recreado) tiene 33 años y es madre de Jonas (nombre recreado) un bebe de 1 año. Está casada con Jacobo (nombre recreado) hace dos años. Cuando la pareja se conoció inmediatamente se sintieron atraídos el uno por el otro y a Lea le encantaba la limpieza y prolijidad de Jacobo; le gustaba ir a su casa a visitarlo y encontrar todo en orden y ubicado en los lugares correspondientes; pensaba para sí misma” qué suerte, cuando nos casemos voy a tener quien me ayude con la limpieza de la casa y no voy a tener que andar de aquí para allá ordenándole los pantalones y remeras”.

Sin embargo cuando Jonas cumplió 6 meses de edad y comenzó a jugar en el piso y Lea le ponía varios de sus juguetes en el suelo para que se entretuviera; Jacobo se ponía mal, inmediatamente los levantaba del piso y los lavaba y al nene no lo quería cargar hasta que no se limpiara las manos y la saliva que le corría su pequeño rostro. Lea pensaba que se trataba de un chiste de mal gusto o de una pequeña etapa que pasaría; pero no, a medida que Jonas crecía y que sus chiches volaban por toda la casa y que él empezaba a comer sólidos y la comida caía por todo su cuerpito y el suelo, empezó a notar cambios cada vez más dramáticos en el comportamiento de Jacobo: en lugar de disfrutar el juego con su hijo y de darle de comer éste se la pasaba limpiando todo a su alrededor, enjuagando las manos del nene en el lavabo, y las discusiones no se hicieron esperar” porque dejas todo en cualquier lugar, deberías darle de comer mejor, no ves cómo se ensucia?” “no me gusta llegar del trabajo y ver todos los chiches del nene en el suelo siento que vivo en un chiquero”

Así, la limpieza y pulcritud que a Lea tanto le atrajo en los primeros años de relación comenzó a afectar la misma con el paso del tiempo, y se tornó en una situación insostenible, Jacobo no solo no soportaba el desorden natural que causan los chicos sino que él mismo debía limpiarse las manos varias veces al día, bañarse varias veces al día, guardaba los chiches del nene en lugares que Lea no sabía y luego no los podía encontrar, limpiaba el piso hasta que brillara ; todo eso le restaba tiempo para ayudar a Lea con el nene y para que disfrutaran todos en familia. La situación estaba llegando muy lejos y la separación se estaba haciendo inminente.

Lea, trataba de salvar su matrimonio y prefería no discutirle y limpiar rápidamente todo antes que el regresara del trabajo, de este modo el estaría tranquilo y contento y evitarían discusiones; sin embargo esto la estaba agotando ya que no podía limpiar, jugar y atender al nene todo al mismo tiempo.

Ante esto, Lea se cuestionaba ¿qué puedo hacer? ¿Tendrá solución? ¿Podré salvar mi matrimonio?

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos intrusivos, recurrentes, y persistentes que producen inquietud, temor o preocupación y conductas repetitivas denominadas compulsiones cuyo fin es reducir la ansiedad que estos pacientes sienten ante ciertas situaciones. Esta dentro de las 5 enfermedades psíquicas más comunes de nuestros tiempos.

La persona que lo padece puede darse cuenta del problema al igual que sus familiares y amigos; estos pueden tratar de ayudarlo haciendo que los síntomas no existen o justificándolos, lo que colabora aún más con estos rituales y los termina acentuando; o por otra parte pueden enfadarse con quien padece el TOC, lo que puede generarles a ellos una mayor ansiedad y depresión (los pacientes con TOC pueden presentar depresiones)

También en el cumplimiento de la Halajá suele ser un asunto a tratar como en las Mitzvot de Netilat Yadaim, colocácion de los Tefilin o la Mezuza, como asi también podría llegar al area de la intimidad convirtiéndose en una obsecion extrema al sexo o todo lo contrario.

Hoy día existen tratamientos para el TOC que incluyen fármacos y terapias alternativas como la psicoterapia conductual – cognitiva.

Es importante que se trabaje en conjunto y cuanto antes con un terapeuta y un psiquiatra y que la familia pueda tener un espacio de contención y orientación que les de herramientas para convivir con una persona que tiene TOC.

Les deseo mucha paciencia en este camino, recuerden que es un proceso y como tal lleva tiempo; el resultado no será perfecto pero podrán encontrar puntos de equilibrio y aprender a lidiar con estas conductas cuando se presenten, de tal modo que la convivencia se torne más amena.

No duden en contactarme para más información.

isaacdaniellevi@hotmail.com

+54 9 1122236914


Botón de Suscripción