Vision en el matrimonio – Guia practica

175
Vision en el matrimonio - Guia practica
Rabino Levi

Una guía práctica para que las parejas obtengan el amor que tanto desean.
por Rav Shlomo Slatkin

Si bien el período de duelo de las Tres semanas que culmina con Tishá B’Av suspende las celebraciones de bodas, este período nos enseña cómo construir un buen matrimonio. Cuando lamentamos la destrucción del Templo Sagrado que ocurrió hace 2.000 años, expresamos nuestro anhelo de redención y nuestro compromiso a promover ese proceso. La idea no es deprimirse y quedarse inmóvil, sino dar el primer paso hacia la reconstrucción estableciendo una visión clara.

Dado que el hogar judío se compara al Templo Sagrado, es un momento apropiado para desarrollar la visión de lo que quieres que sea tu hogar o, más específicamente, tu matrimonio.

La visión

El hecho de que el Templo Sagrado ya no exista nos dice algo sobre el presente, como lo expresa el Talmud Ierushalmi (Iomá 1): “Toda generación que no reconstruye el Templo es como si esa generación lo hubiese destruido”. El primer paso hacia la reconstrucción es tener una visión de lo que quieres construir. El shabat previo a Tishá B’Av es llamado Shabat jazón, el ‘Shabat de la visión’. Su nombre se debe a la haftará que leemos con el mismo nombre. De acuerdo a fuentes cabalistas, en este Shabat se nos da una visión del Tercer Templo.

Tener una visión nos brinda dirección para que lleguemos a nuestro destino y nos ayuda a enfocar la energía en esa dirección. Sin la visión, nos sentimos perdidos, caóticos y vacíos. Esto es particularmente cierto en el matrimonio. Muchas parejas se casan y asumen que la relación se cuidará a sí misma, pero tarde o temprano se dan cuenta de que no es tan fácil. Ambos entran al matrimonio con sus propias ideas subconscientes de cómo será la relación, con deseos, sueños, valores y necesidades separadas. Hay muchas frustraciones tempranas que surgen en el matrimonio cuando el marido y la mujer tropiezan con estos temas y descubren que no concuerdan en ellos.

Independientemente de si ya están conscientes de que hay un cierto nivel de conflicto que es inevitable en la relación, es esencial que creen una visión conjunta entre los dos integrantes de la pareja. ¿Cómo quieres construir tu Templo Sagrado? ¿Cuáles serán sus cimientos? El siguiente ejercicio, basado en la obra del Dr. Harville Hendrix, es una herramienta efectiva para ayudar a las parejas a crear esta visión. Lo único que necesitan es tres papeles y dos lapiceras.

El ejercicio

En dos hojas separadas, hagan —tanto tú como tu pareja— una lista de los elementos que componen la visión que cada uno tiene sobre la relación. Titula la hoja “Mi visión de la relación”. Escribe oraciones positivas, descriptivas y específicas. En lugar de lo negativo “no peleamos”, escribe lo positivo: “nos llevamos bien en una relación llena de amor”. La visión tiene un poder magnético que atrae a la gente hacia ella. En lugar de enfocarnos en lo que no queremos e invertir nuestra energía en alejarnos del pasado y lamentarnos por lo que ya no tenemos, centramos nuestra atención en lo que sí queremos. Hacerlo nos ayuda a movernos con mayor facilidad que si nos quedáramos varados en nuestros temores o en nuestra antigua forma de ser.

Formula tu visión en tiempo presente. En lugar de decir: “seremos felices”, escribe “somos felices”. El futuro está aquí y ahora. Nuestra relación de ensueño está frente a nosotros en este mismo instante. Cuando pensamos así podemos vivirlo en lugar de esperar a que ocurra.

Una vez que hayan escrito la visión que tiene cada uno, usen un renglón separado para cada oración y comiencen a jerarquizar los ítems de acuerdo a su valor/importancia relativa, poniendo un número en la columna izquierda del papel. En la columna derecha clasifica los ítems de acuerdo a su dificultad. Finalmente, haz un círculo alrededor de los dos ítems más valiosos de tu visión.

Encontrando la visión común

Cuando ambos hayan terminado, lean las visiones y anoten los ítems que tienen en común. Ahora están preparados para crear una visión común de la relación. En una hoja, escriban el título “Nuestra visión de la relación”. Escriban todos los ítems en los que concuerdan. Después del último ítem, hagan una línea horizontal y escriban el resto de los ítems que mencionaron.

Una vez que hayan terminado, peguen la visión de la relación en un lugar donde podrán verla. Tómense un momento cada día para verla y/o pasen unos minutos a la semana leyéndola juntos. ¿Las elecciones que haces en tu relación están alineadas con la visión? ¿Sientes que avanzas hacia esa visión? Tan sólo leer la visión de forma constante puede ayudar a crear un cambio en la relación y avanzar en una dirección positiva. Te hará más consciente sobre lo que quieres, y también te alentará saber que estás avanzando para lograr tu visión.

No sólo habrás creado una visión de una nueva realidad para tu relación, sino que estarás avanzando para llegar a ella. Al construir tu matrimonio, fortaleces los cimientos de tu hogar, tu “Templo en miniatura”, y agregas tu ladrillo al Templo Sagrado colectivo, que sea reconstruido rápidamente en nuestros días.


Botón de Suscripción